lunes, 15 de junio de 2015

Cosas de las que te das cuenta en épocas de exámenes

Como muchos se habrán dado cuenta, el blog tiene menos actividad últimamente (menos de la habitual), y eso se debe a que los exámenes acechan mi vida - como la de muchos de vosotros-. Si bien todos estamos agobiados, en esta época se dan muchas más situaciones que ni nosotros mismos a veces comprendemos: 


  • Cuando tienes que tranquilizar a tu amiga, que anda muy agobiada: " Tranquila, todo saldrá bien, nos va a salir bien, hemos estudiado". Pero en realidad lo que piensas es: "DIOS, DIOS, DIOS, ¿POR QUÉ ESTOY CONSOLÁNDOLA CUANDO AQUÍ LA ÚNICA QUE LO NECESITA SOY YO? Lo achacas a que eres buena persona. 



  • Te das cuenta que eso de rellenar apuntes con más información de la necesario no es buena idea. Simplemente, no es buena idea. Al final te ves los días antes del examen con un "tochaco" de información y ya no sabes diferenciar cual es la importante y cual es la que tu mismo has introducido para parecer "aplicado"



  • La típica por antonomasia: LA PROMESA DE QUE EMPEZARÁS ANTES. Cuando miras el montón de apuntes y los libros con cara de pena, en el límite para el llanto, te prometes que empezarás antes. MENTIRA. Da igual cuantas veces te lo prometas, pasarán los años, terminarán la carrera y por inercia te lo seguirás repitiendo. 




  • En esta época en la que parece que cualquier cosa es más interesante que lo que estás estudiando, la presión será tu mejor amiga. La presión y el café. Y la suerte









  • Si te entra el agobio por ver imágenes de apuntes en las redes sociales, piensa que mientras tú estás repasando todas las redes existentes, el que subió la foto también los está haciendo. ADEMÁS, EL PIERDE MÁS TIEMPO AL HACER FOTITOS. 








  • EL SUEÑO Y EL CANSANCIO NO SE IRÁN. Es la plaga que inunda la vida de los estudiantes en épocas de exámenes. 










  • Y por ultimo, da igual cuanto hayas estudiado, en esta época siempre se dan las sorpresa, muy innecesarias a veces. Pocas para bien, y algunas para mal. Aunque esperemos que si se dan, sean para las primeras (Con sorpresas quiero decir que suspendas)