martes, 3 de septiembre de 2013

Nocturna - Guillermo del Toro y Chuck Hogan


imageAutores: Guillermo del Toro y Chuck Hogan
Genéro: Terror o un intento de ello.
Editorial: Suma
Páginas: 560 páginas.

Saga: Saga de la Oscuridad
Sipnosis (Casa del Libro): Un Boeing 777 aterriza en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York proveniente de Berlín, y cuando se dirige a la puerta para que los pasajeros empiecen a desembarcar, de repente se oscurece. La torre de control pierde contacto con el piloto y toda la actividad eléctrica del aparato se corta. No se escuchan móviles, ni BlackBerries, ni la radio, nada. Las cortinas de las ventanillas están bajadas y no se ve a nadie dentro. Se reúne un equipo de emergencias y todos observan al avión silencioso ahora bañado por las luces del aeropuerto, en completo silencio. Parece una gigantesca lápida blanca que brilla contra el oscuro cielo de la noche. Entonces una brecha negra aparece en el fuselaje: es una puerta que se abre desde dentro con una lentitud glacial… Siempre han estado aquí. Vampiros. Anidando y alimentándose. En secreto y oscuridad. A la espera. Ahora ha llegado su momento. En una semana, Manhattan habrá desaparecido. En tres meses, todo el país. En seis meses, el mundo entero.



Al libro le pongo un 2/10



¿Por qué una nota tan baja? Sencillo, el libro me pareció totalmente aburrido y monótono. Una decepción total con Guillermo del Toro. Me esperaba un libro misterioso, lleno de terror, pero ninguno de estos fue el caso. Me costó la vida terminarme el libro, nunca había tardado tanto en leer uno. Pero es que leerlo se hace totalmente insoportable

El autor intenta presentar un tipo de vampiro diferente a los que la literatura anterior nos ha querido demostrar, pero ha fallado en el intento. Cuando estás en medio de la lectura, la descripción del ser de la noche te recuerda más a un zombie o alienígena que a un vampiro.

Después tenemos todas esas descripciones innecesarias en el relato, que lo convierten en un libro aún más pesado y aburrido de lo que es.  Eran demasiadas, para mi gusto

Los personajes son aburridos, nada atrayentes, no te ves identificado con alguno, y a pesar de querer parecer realistas, no lo son. Son los típicos personajes de las películas americanas de bajo presupuesto. 

Como podrán imaginar, no terminaré la saga, pues, incluso, pensé en dejar de leerlo. La historia continúa en Oscura y en Eterna. Prefiero gastarme el dinero en otra saga, que no haga que me quede dormida en medio de la lectura.

En fin, no le recomendaría esta saga de libros a nadie. No me ha gustado nada. Me terminé el libro, pensando que podría sacarle algo bueno, pero no, solo el prólogo merece la pena de ser leído